Es cristal estampado con una técnica patentada que permite el paso de la luz a través del dibujo. El resultado obtenido con este sistema es una interpretación del concepto de vitral o vidrieras usadas en Europa desde el siglo  IX al arte de nuestros días.

El efecto obtenido con nuestro cristal es completo cuando la luz interpreta la obra al pasar a través de ella. Esta es la principal cualidad de esta técnica que deja pasar la luz a través del vidrio estampado. Los matices obtenidos hacen que la pieza de cristal cambie constantemente con las variaciones de la luz haciendo de la misma una obra viva y dinámica.

La técnica empleada hace igualmente que las piezas tengan un suave movimiento, lo que las convierte en una imagen más cálida acorde con la naturaleza, idónea tanto para interiores y exteriores.